La intervención militar en Venezuela

Carlos Rodríguez Nichols

Venezuela está sumida en un caos social, económico e institucional donde el pueblo vive uno de los capítulos más sombríos de su historia. Crisis que ha obligado a millones de venezolanos a refugiarse en países colindantes, y a la mayoría permanecer en la miseria por carecer de medios necesarios para siquiera migrar. Indigencia ciudadana que afecta tanto al pueblo venezolano como a las naciones fronterizas al tener que cubrir las necesidades básica de estas poblaciones migrantes; es decir, cargas financieras en salud, vivienda y educación que afectan el equilibrio económico de los países receptores. Ahí, el gran interés del Grupo de Lima en lograr una solución inmediata al conflicto venezolano.

Sin embargo, una intervención militar en Venezuela no se limita exclusivamente a derrocar el régimen chavista. Esto, de resultar exitoso sólo sería la punta del iceberg. Lo más importante, en todo caso, es el compromiso de la comunidad de naciones para restablecer el orden institucional de forma sostenible, tarea que es todo menos sencilla. No es tan simple como: “muerto el perro acabada la rabia”. Sin duda, la ecuación es mucho más compleja que eso. Requiere el convenio de las naciones industrializadas en la reconstrucción de una nación socioeconómicamente destruida. En otras palabras, el caos coyuntural venezolano no se resuelve con una incursión militar para deponer a Nicolás Maduro y, luego, dejar al país desangrado como sucedió en Irak, Siria y Libia: naciones que hoy se encuentran en peor estado al que estaban antes de las intervenciones extranjeras.

Por otro lado, en la última década Venezuela se convirtió en uno de los focos de interés geopolítico de las potencias mundiales, potestades que han invertido grandes sumas de dinero en la región con fines estratégicos. Moscú y Pekín han construidos importantes “espacios económicos y políticos” en el continente americano desafiando la hegemonía de Washington en la zona. Por lo tanto, un fracaso militar de Estados Unidos en Venezuela reforzaría el poder político y económico de Rusia, China e Irán, así como la permanencia de la narco dictadura bolivariana.

En el supuesto caso de una intervención militar en Venezuela, ésta no producirá los frutos esperados si no existe el sólido compromiso de la oposición, en estrecha relación con la comunidad de naciones, en una profunda incursión del entretejido social venezolano: masas a los que se les ha negado un presente digno y, aún menos, la posibilidad de construir proyectos a futuro. Es imposible pretender un crecimiento económico cuando la mano de obra y la fuerza laboral en términos generales se encuentra en precarias condiciones de vida. Si bien, un pueblo sumido en escasez alimenticia y acceso a mínimas posibilidades de salud difícilmente puede aportar las herramientas humanas necesarias para un desarrollo competitivo en el primer mundo. Por tanto, el deseado desarrollo económico de Venezuela supondría la implementación de medidas eficaces que proporcionen seguridad y estabilidad social a los ciudadanos. Es decir, políticas económicas que ofrezcan posibilidades de crecimiento a los ciudadanos indistintamente del estrato social.

Ante esto, la oposición venezolana tendría una enorme tarea frente al pueblo venezolano: reedificar un sistema democrático basado en preceptos realistas y principios éticos. Es decir, una reestructuración del aparato estatal y del andamiaje social construido de abajo hacia arriba y no necesariamente basado en los intereses de determinados grupos de poder o en los beneficio de las grandes potencias mundiales. Una vez más, ¡derrocar a Maduro es sólo la punta del iceberg!

DSCF5275 (1)

About Carlos Rodríguez Nichols

Soy Carlos Rodríguez Nichols
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

1 Response to La intervención militar en Venezuela

  1. Pablo Godoy Roman says:

    Toda la razón estimado Carlos
    Comparto tu opinión…

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s